Archivos Mensuales: febrero 2013

La Patria Grande, Nuestra América

"Entrevista de Guayaquil", óleo de Octavio Gómez (Instituto Nacional Sanmartiniano. Buenos Aires).

“Entrevista de Guayaquil”, óleo de Octavio Gómez (Instituto Nacional Sanmartiniano. Buenos Aires).

“Nuestra América es pues la Hispanoamérica, mestiza y trigueña como el Precursor y los Libertadores, que de México a Chile, tiene un origen común, un destino único, y se entiende en Castellano. Alberga una Nación continental levantada sobre el tronco hispano en el que las diversas culturas autóctonas se injertaron para darle un matiz local y la diversidad de su unidad”

 

 

El siguiente texto es un fragmento extraído del Capítulo 2 de la obra “La Patria Grande: La reunificación de Hispanoamérica. Historia de una idea persistente”, de Raúl Linares Ocampo (edición de 2010).

VIII. LA GEOPOLÍTICA BOLIVARIANA

Una vez aclarado sin ambigüedad posible el concepto de Reunificación, debemos ocuparnos de la geopolítica correspondiente.

La Reunificación exige una geopolítica continental y universal que tenga como inconmovible e imprescriptible fundamento nuestra comunidad de origen, historia, cultura y destino, es decir, nuestra homogeneidad; una política realista, lejana y sagaz en la visión del porvenir, acertada en el cálculo y la aplicación de nuestros recursos presentes y futuros, formulada con absoluta claridad y sin sombra de duda. Debemos entonces analizar algunos conceptos básicos e indispensables, y recordar la profunda influencia que tienen los nombres en la política.

Nuestra América, Patria Grande, Reunificación son conceptos y nombres que lejos de ser arbitrarios, o simples productos del azar, tienen historia y contenido específicos y requieren cuidadosa aclaración a causa de su evidente trascendencia.

Hispanoamérica, Nuestra América y Patria Grande denotan la misma entidad: la América hispana, aunque cada término tiene un matiz propio y una función específica. Hispanoamérica reemplazó en el siglo XIX la expresión “la América antes española”, frecuente en los primeros tiempos de la época  independiente, y que a su vez reemplazó el nombre Indias, ligado a las nociones de imperio y de Nación de ambos hemisferios (España y las Indias), propias de la Época Indiana. Hispanoamérica tiene pues connotación geográfica, histórica y política. Sigue leyendo