Porque la Patria es Grande para nosotros

“Nuestros libertadores tuvieron la tarea de emanciparnos y hacernos conscientes de la Patria, La Patria Grande, es decir, de ese vínculo que nos ata a esta tierra, a estas costumbres, a esta forma de ver el mundo, producto de lo que somos, distinto a Europa y a la Corona española, que nos hace reconocernos como hermanos, que nos hace ser Hispanoamericanos”

hispanoamerica recortArtículo de opinión de Alvin Lezama, funcionario del Gobierno de Venezuela, publicado el 7 de marzo de 2008 en el sitio web aporrea.org

NOTA: Nuestro sitio web “Hispanoamérica Unida” no se identifica necesariamente con ninguna de las ideologías políticas -expresas o sobreentendidas- de los artículos, videos e informaciones publicadas en nuestra página. El objetivo que guía la publicación de diversos materiales en nuestra web es poner de manifiesto y reivindicar la unidad de nuestra América de habla española.

Es recurrente y reiterativo, es hasta un acto inconsciente, los venezolanos nos sentimos parte de la Patria Grande, hablamos de Patria Grande, pensamos en Patria Grande, hablamos de nuestros pueblos hermanos cuando referimos al pueblo de Ecuador, de Colombia, de Bolivia, del Perú. Para Nosotros la América Hispana, Latino América, son sinónimos de Patria Grande.

Recientemente, hablábamos en el programa de la nueva vecindad, por RNV 630, la profesora Lilia Correa de Arena y los vecinos, del tema: “Nación y de Patria”, analizábamos el significado de Nación desde el punto de vista jurídico político que la define como:

“1.Comunidad de personas, por lo general asentada en un mismo territorio, que comparte etnia, lengua, historia y tradiciones, lo cual crea una conciencia de un destino común. 2. Comunidad de personas que viven en un mismo territorio gobernado por el mismo gobierno…” (Pequeño Larousse Ilustrado PLI, 2004) (subrayado nuestro)

y si hablamos de Patria:

“Nación considerada como unidad histórica a las que sus naturales se sienten vinculados…” (PLI,2004).

Entonces, entendemos que somos nación, en tanto y cuanto, hay características que nos hacen similares, como por ejemplo ocupamos el otrora llamado “Nuevo Mundo”, “La tierra de Gracia”, un vasto continente que llamamos América, nuestras raíces étnicas parten del mismo punto, los pueblos originarios Arawako y Caribe, ocupamos una geohistoria, la cuenca del Caribe y la cordillera Andina, luego en el proceso de transformación, de opresión, de invasión, de imposición y de anexión al imperio español, en la etapa de coloniaje, que fue el mismo para toda la región y su pueblo, como un todo fuimos sometidos política y culturalmente a la Corona Española , entrábamos en la “Civilización Occidental”, nuestras características étnicas variaron producto del mestizaje entre españoles, a veces forzado, con nuestros pueblos originarios y con los, doblemente sojuzgados, pueblos africanos, capturados y esclavizados en América, se conformaron nuevas estructuras de clases sociales en toda la América Hispana similares, las oligarquías o llamados mantuanos en Venezuela, conformados por los blancos españoles y los blancos criollos, eran la élite, luego podríamos decir estaba el resto constituidos por negros, pardos, mulatos, zambos, e indios, se destruyó, en muchos casos, nuestra cultura originaria y se impuso la extranjera, así comenzamos a hablar el lenguaje Castellano, con costumbres semejantes en toda la región, con pequeñas variantes, políticamente dependíamos del Rey de España, hasta esta fecha podríamos decir que la América Hispana era una Nación, conformada por una división politica territorial jerárquica que estaba constituida por los virreinatos, las capitanías generales y las provincias. Es por todo ello que cuando Bolívar hace el Juramento del monte Sacro, el 15 de Agosto de 1805, nos parece que se refiere al Pueblo de TODA LA AMÉRICA al mencionar Nuevo Mundo, en el lugar de la Capitanía General de Venezuela:

“La civilización que ha soplado del Oriente, ha mostrado aquí todas sus fases, han hecho ver todos sus elementos; mas en cuanto a resolver el gran problema del hombre en libertad, parece que el asunto ha sido desconocido y que el despejo de esa misteriosa incógnita no ha de verificarse sino en el Nuevo Mundo.” (subrayado nuestro)

Igual referencia conseguimos con Miranda en su proyecto, cuyo propósito era conformar una República Grande, unida y poderosa, la federación de repúblicas que llamo “La Gran Colombia”, su proyecto emancipador era para toda la América Hispana, por algo es llamado Libertador de Libertadores (Alfonso Rumazo González), o llamado también el Precursor de la Independencia de La América Hispana. Miranda, a decir por Alfonso Rumazo González , encendió la llama de la libertad en “esforzados varones que plasmaron luego la liberación americana”: Simón Bolívar, San Martin (Argentina, Chile y Perú), Bernardo O’Higgins (Chile), Carlos María de Alvear (Argentina), José Gervasio Artigas (Uruguay, Argentina), Bernardo Monteagudo (Perú, Argentina, Chile) , Pedro Gual (Venezuela), Bernardino Rivadavia (Argentina), Juan Pío Montúfar (Ecuador), Vicente Rocafuerte (Ecuador) , Servando Teresa de Miel (México), Antonio Nariño (Colombia).

Esta visión integradora, de la AMÉRICA TODA, la conseguimos en nuestro Himno Nacional “Gloria al bravo Pueblo”, fue primero en 1810 una canción patriótica que efervecía en los corazones, como canto revolucionario y emancipador, a diferencia de los himnos de nuestras hermanas repúblicas como el de Colombia, escrito por Rafael Nuñez en 1887, el de Ecuador “Salve Oh Patria!”, cuyos antecedentes de creación datan de 1865 y es oficializado como Himno nacional 1886; el de Perú creado posterior a la independencia a través de un concurso llamado por el General José de San Martín el 7 de Agosto de 1821 y adoptado como Himno Naccional el 23 de Setiembre de 1821; el de Bolivia estrenado en 1845, y oficializado en 1851.

Como se puede ver en la última estrofa del “Gloria al Bravo Pueblo lo dice todo:

“Unidas con lazos que el cielo formó, la América toda existe en Nación , y si el despotismo levanta la voz seguid el ejemplo que Caracas dio”. (subrayado nuestro)

Esta claro que ésta podría considerarse para la época una canción subversiva y no muy del agrado de las oligarquías de la América Hispana fieles a la corona española. En el himno, canto patriótico para la fecha, pues fue declarado Himno Nacional solo en 1881 por el presidente Guzmán Blanco, nuevamente emerge la prueba de nuestra idea de Nación: “La América toda existe en Nación”.

Esta canción se entonaba primero en la sociedad patriótica, pero luego en las batallas de la independencia, entre otras, en 1814 Primera Batalla de Carabobo (Venezuela), en 1819 Queseras del Medio (Venezuela), en 1819 Boyacá (Colombia), en 1821 Segunda batalla de Carabobo (Venezuela), en 1822 Pichincha (Ecuador), la en 1823 Batalla Naval del Lago de Maracaibo (Venezuela), en 1824 Junín (Perú) y Ayacucho (Perú), entre otras, es oportuno mencionar que se libraron desde 1810 a 1826, aproximadamente 493 batallas , para consolidar la indepedendencia de las 5 naciones (Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador). Como se puede ver en toda la América del Sur, la independencia de Venezuela, de Colombia, de Ecuador, del Boliavia y de Perú convergen en la independencia de la América Hispana del yugo español.

Al ver la constancia y el empeño de nuestros padres y forjadores de la patria, liderados por General en Jefe Miranda como precursor de la América, Simón Bolívar, como General en Jefe, Libertador, Comandante en Jefe Supremo de Venezuela y Nueva Granada, El General en Jefe y Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, General en Jefe Rafael Urdaneta y muchos otros, ilustres próceres y fieles a nuestra Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela en su Artículo 1:

“La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional, en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador…..” (subrayado nuestro)

Esta claro que para los venezolanos la concepción de patria y el compromiso es con la Patria Grande, con la AMÉRICA TODA, la tarea aún está pendiente. Bolívar al morir en su última proclama, al final, legó para sus hijos:

“¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.”

Aqui, al decir Colombianos, se refería a la Gran Colombia, fundada por el libertador en 1819, en el Congreso de Angostura, que comprendía a la Nueva Granada hoy Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela.

Nuestros libertadores tuvieron la tarea de emanciparnos y hacernos conscientes de la PATRIA, LA PATRIA GRANDE, es decir, de ese vínculo que nos ata a esta tierra, a estas costumbre, a esta forma de ver el mundo, producto de los que somos, distinto a Europa y a la Corona española, que nos hace reconocernos como hermanos, que nos hace ser Hispanoamericanos, únicos en la diversidad.

Nuestro afán por construir esta anhelada patria casi logra cristalizar con la conformación de la Gran Colombia pero lamentablemente la canalla siempre ha conspirado, Santander en Colombia, Páez en Venezuela y muchos otros, con magnicidios, con destierro, así muere el 4 de Junio de 1830, en Berruecos asesinado el Marical Antonio Jośe Sucre “el padre de Ayacucho”, así muere Bolívar en San Pedro Alejandrino sin patria, 17 de diciembre de 1830.

Las oligarquías apátridas, han intentado e intentarán, de manera continua y persistente, borrar la historia, eliminar nuestra esencia, fragmentarnos y desvalorizar estos hechos históricos, políticos y culturales que han dejado honda huella en nuestra conciencia colectiva, que nos unen indivisiblemente, como partes de todo, de UNA NACIÓN, LA AMÉRICA TODA, que nos hace herederos de la Patia que consiguieron a sangre y fuego nuestros próceres.

La Paz de Colombia, la Paz de Ecuador, es la Paz de Venezuela, es la Paz de la AMÉRICA TODA, como dice nuestro himno y canto patriótico “Gloria al Bravo Pueblo, la suerte de esta naciones, es nuestra suerte, por ello es necesario expulsar la injerencia del imperio, llámese como se llame, ya sea Estados Unidos de Norteamérica, que nos considera su patio trasero, su territorio, desde 1823 a partir de la doctrina Monroe, o la concepción del imperialismo como fase superior del capitalismo, capitalismo que en su empeño expansionista nos quiere convertir en un gran mercado, siendo este un tipo de imperialismo cuya ubicación geográfica es mas difusa e incluso muchas veces esta anidando en la mente inconsciente de muchos de nosotros, invasión imperial que se perpetra en todas su formas: ideológica, cultural y política; a través de todos sus medios como maneras o modos de vida, películas; oligarquías apátridas, gobiernos complacientes, cipayos, lacayos y cualquier otra manera de servidumbre. Así que deberemos librar una batalla mas para hacer Patria, una batalla por la Paz, una batalla ideológica, una batalla sólo se vence si la enfrentamos Unidos, con Firmeza y Dignidad, contra un enemigo que no ceja en sus intenciones por someternos a sus caprichos.

Para cerrar hay tres versos del “Un Canto para Bolívar”, 1950, de Pablo Neruda, que parecen oportuno citar:

 “Capitán, combatiente, donde una boca
grita libertad, donde un oído escucha,
donde un soldado rojo rompe una frente parda,
donde un laurel de libres brota, donde una nueva
bandera se adorna con la sangre de nuestra insigne aurora,
Bolívar, capitán, se divisa tu rostro.
Otra vez entre pólvora y humo tu espada está naciendo.
Otra vez tu bandera con sangre se ha bordado.
Los malvados atacan tu semilla de nuevo,
clavado en otra cruz está el hijo del hombre.

Pero hacia la esperanza nos conduce tu sombra,
el laurel y la luz de tu ejército rojo
a través de la noche de América con tu mirada mira.
Tus ojos que vigilan más allá de los mares,
más allá de los pueblos oprimidos y heridos,
más allá de las negras ciudades incendiadas,
tu voz nace de nuevo, tu mano otra vez nace:
tu ejército defiende las banderas sagradas:
la Libertad sacude las campanas sangrientas,
y un sonido terrible de dolores precede
la aurora enrojecida por la sangre del hombre.
Libertador, un mundo de paz nació en tus brazos.
La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron,
de nuestra joven sangre venida de tu sangre
saldrán paz, pan y trigo para el mundo que haremos.

Yo conocí a Bolívar una mañana larga,
en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento,
Padre, le dije, eres o no eres o quién eres?
Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo:
“Despierto cada cien años cuando despierta el pueblo”.

[La ortografía de este artículo ha sido revisada]

_____________________________________________________________________
1 Francisco de Miranda. Protolider de la Independencia de América, Alfonzo Rumazo González, Marzo 2006, Edición de CONATEL
2 Batallas de Venezuela 1810-1824. Edgar Esteves González, colección ARES, Libros el _Nacional, 2004
3 http://www.neruda.uchile.cl/obra/obraresidencia3g.html

Anuncios

Un pensamiento en “Porque la Patria es Grande para nosotros

  1. emanuel

    Toda américa nos pertenece por derecho que nos da la sangre de los “pobladores originarios” y la del “descubridor”. Pienso que todo hispano debe ver el continente americano y España como los limites naturales de su morada.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s