La locución en Hispanoamérica

“Agrupar a los locutores de habla hispana en un marco institucional marcado por la pluralidad y el propósito de unir voluntades, constituye uno de los más acariciados anhelos de numerosos profesionales de la palabra. Les une, en primer lugar, una comunidad lingüística enriquecida por peculiaridades regionales (…) La Federación de Locutores Hispanoamericanos traduce la necesidad de contar con un organismo internacional que los represente ante Estados y medios de difusión”

logofhlArtículo del periodista, escritor y director de radio y televisión Alfonso Cadalzo Ruiz, publicado originalmente bajo el título “La locución en Hispanoamérica: Un contexto institucional”, en el sitio web Radio Cubana (27 de julio de 2010).

La globalización exige un nuevo concepto de integración, visto éste con signo positivo. En esa necesidad se incluye la comunicación de masas en todas sus facetas, y una de las más importantes radica en la locución. Desde hace décadas el mundo tiende a la especialización y, por ende, a la unidad – no necesariamente unicidad – de sus profesionales. Las maneras de crear, hacer y decir dentro de un ámbito determinado, por muy diversas que éstas sean, generalmente dan lugar a saldos positivos de los que se benefician todos los implicados y, mejor aún, los resultados de su labor.

Agrupar a los locutores de habla hispana en un marco institucional marcado por la pluralidad y el propósito de unir voluntades, constituye uno de los más acariciados anhelos de numerosos profesionales de la palabra. Les une, en primer lugar, una comunidad lingüística enriquecida por peculiaridades regionales. Esa diversidad es la mayor riqueza, ya que a partir de ella – de lo diferente y particular – es que surgen los mejores puntos de coincidencia y la más fundamental riqueza.

Esta historia se remite al 27 de julio de 1952, cuando México se convirtió en sede del Primer Congreso Interamericano de Locutores. Fue aquella la reunión primada de profesionales latinoamericanos de la palabra, primera tentativa donde se manifestó la voluntad de integrarse. Se puede hablar de un gremio de locutores que, ciertamente, tiene ante sí ocupación compleja; una de ellas, la defensa y salvaguarda del sentido profesional de ese quehacer, nacido junto con el surgimiento de la radiodifusión misma. Es absurdo hablar de radio sin locutores.

No es casual que la historia nos supere continuamente. Las grandes causas y vocaciones trascienden a quienes las inician; en el caso que nos ocupa, es también así. Los locutores hispanoamericanos que se reunieron en 1952 forjaron una idea, un sueño más grande que ellos mismos y esa es la mayor virtud de aquel noble propósito. Otra generación de profesionales de los medios se reunió, de nuevo en México, esta vez en la ciudad de Veracruz, para celebrar el Segundo Encuentro Científico Hispanoamericano de la Locución.

Tomaron como fecha para el evento el mes de febrero de 2010. Al calor de los debates y con la participación de locutores del país anfitrión, así como de Cuba, Colombia, Argentina, Guatemala y República Dominicana, coincidieron en la creación de la Federación de Locutores Hispanoamericanos, con sólidos fundamentos para su existencia. Allí se dieron a conocer conclusiones y propuestas surgidas antes, en el Primer Encuentro Científico Hispanoamericano de Locutores, que tuvo como sede a la capital cubana.

La Federación de Locutores Hispanoamericanos traduce la necesidad de contar con un organismo internacional que los represente ante Estados y medios de difusión. Su principal objetivo radica en dignificar el quehacer de los profesionales del micrófono y el uso correcto del lenguaje, basado siempre en el respeto a  las características culturales de cada país miembro. Ello implica también el respeto a la radioaudiencia por parte de quienes a diario les informan mediante la palabra, y se convierten en sus anfitriones por excelencia.

Prioridad de la recién surgida Federación de Locutores Hispanoamericanos, lo es agrupar en su seno a los profesionales de toda Hispanoamérica, labor ésta que reclama tiempo y concienciación por los demás, en cuanto a los objetivos que le dieron origen. Aún se trabaja mediante un Comité Fundacional, hasta tanto la Federación asuma en pleno su cuerpo institucional.

El comité lo integra un grupo de prestigiosos profesionales, como Rosalía Buaun Sánchez, presidenta de la Asociación Nacional de Locutores de México, quien fungirá como presidenta; Marialiana Grau, presidenta del Círculo de Locutores de Cuba; Jaime Archila Marroquín, actual asesor de la Cámara de Locutores Profesionales de Guatemala; Miguel Ortega, presidente del Círculo de Locutores de la República Dominicana, y René Figueroa, de la Asociación Colombiana de Locutores, todos ellos en la categoría de vicepresidentes. Como tesorero funge Francisco Javier Moya, coordinador de la Zona Norte de México de la Asociación Nacional de Locutores en dicho país; Enrique José Pérez Nella, de la Sociedad Argentina de Locutores, es su secretario ejecutivo; como primera secretaria, cuenta con la cubana Mirta Ramos, coordinadora del Encuentro Científico Hispanoamericano de la Locución; la condición de segunda secretaria recaería en Marina Coronado, presidenta de la Cámara de Locutores de Guatemala; Wally Soler, del Círculo de Locutores de la República Dominicana, es el tercer secretario, y en la cuarta y quinta secretaría, respectivamente, cuentan con el argentino Sergio Gelman y Magda Egaz, actual presidenta de la Asociación Colombiana de Locutores.

Uno de sus primeros acuerdos – ciertamente de fuerte trascendencia – ha sido la creación de la Escuela Hispanoamericana de Locutores, idea que una vez materializada y puesta en práctica devendrá centro para la superación,  el intercambio y debates académicos. Al ser la Comunicación una ciencia, un objeto de estudio, la locución por antonomasia también lo es. Deviene componente esencial de ese proceso interactivo inherente al género humano, incluso antes del surgimiento de los llamados medios masivos de información y comunicación.

Por acuerdo unánime de los participantes se decidió que cada 27 de julio se celebre el “Día del Locutor Hispanoamericano”, fecha esta que rememora la primera vez, cuando en 1952 locutores de América Latina, incluyendo a Cuba, se reunieron inspirados en su primer intento fundacional.

El actual Comité Ejecutivo de la nueva Federación de Locutores Hispanoamericanos, constituido el 21 de febrero de 2010 en Veracruz, México, hereda la idea inspiradora de aquellos locutores que les precedieron. Sus miembros tienen ante sí un serio camino a recorrer que, no sólo por necesario e impostergable, honrará el mérito de quienes hace más de medio siglo asumieron la iniciativa.

Anuncios

Un pensamiento en “La locución en Hispanoamérica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s