Una mirada muy distinta sobre mayo de 1810

“mayo no fue antiespañola ni separatista (…) una revolución defensora de la soberanía popular, en contra de intromisiones extranjeras, pensada para expandirse en la Patria Grande Hispanoamericana (…) La impostura mitrista había pretendido mostrar un episodio separatista, anti español y en “representación de hacendados” para justificar el régimen de la segunda mitad del Siglo XIX: agroexportador dependiente, pro británico y colonial, antipopular y eurocéntrico”

E

“El pueblo quiere saber de qué se trata”, óleo de Ceferino Carnacini (1888-1964).

Artículo de Juan Martín Gené publicado el 26 de mayo de 2011 en el sitio web “12 Docentes” (Universidad de Buenos Aires – UBA).

El pueblo es el sujeto de la Historia. Desconfío de los relatos que lo excluyen, ya sea porque le niegan su papel o porque lo desresponsabilizan frente a evidencias terroríficas. También es claro que la Historia es una construcción que se hace desde el presente. Por eso, la Historia es un quehacer político que no puede quedar encerrado entre eruditos sino que debe enseñarse públicamente. Puede mostrarnos un camino futuro y una interpretación del pasado que rompa las formas ocultadoras y convencionales.

En el caso de la Argentina, generaciones y generaciones fueron instruidas en el relato historiográfico de origen mitrista. La consecuencia, digamoslo sin ambages, fue recibir acríticamente una interpretación liberal (en la práctica: conservadora y violenta), oligárquica, eurocéntrica en general y pro británica en particular,  muy propia de un modelo de desarrollo colonial agro exportador dependiente.

La perspectiva mitrista construyó el relato oficial de la revolución de mayo de 1810 orientado a legitimar sus intereses.

Contra esa historia escribe Norberto Galasso en Verdades y mitos del Bicentenario. Una interpretación latinoamericana. Recupera las lecturas vigentes, las examina y concluye proponiendo su propia visión. La obra resulta muy valiosa.

Destaco algunos puntos centrales que Galasso incluye en su libro y que nos permiten pensar de otra manera los hechos del 25 de mayo de 1810.

1) En España, que en 1808 estaba ocupada por Francia, había un movimiento popular y democrático que estaba tan en contra de la ocupación como del absolutismo monárquico. En ese aspecto, respetan a Fernando VII –cautivo- por ser moderado y haber roto con su familia, más oligárquica y despótica. Componen lo que se conoció como Juntas Populares.

2) Los revolucionarios del Rio de la Plata, conociendo esto, encuentran una conexión entre los ideales de la Revolución Francesa, las juntas populares españolas y sus aspiraciones en América del Sur. Por eso, mayo no fue antiespañola ni separatista. El propio Juan Bautista Alberdi lo reconoce: “Mayo es un capítulo de la revolución hispanoamericana, como ésta lo es de la española y ésta, a su vez, de la francesa de 1789”.¿Por qué fue tan distinto lo que se nos enseñó en la escuela?

3) La élite local tampoco era homogénea. Se expresaba a través de dos liberalismos: uno, de una pequeña burguesía incipiente, de profesionales, de fuerte compromiso con los ideales modernos de libertad política. Otro, de la burguesía comercial, pro británica, oligárquica, centralista y nada propensa a la democracia.

4) En su análisis sobre los días previos al cabildo abierto del 25 de mayo de 1810, Galasso muestra cómo fue fundamental para el éxito de la revolución, la participación popular (que la historia mitrista relegaba o mostraba con falsa prolijidad), que fue tumultuosa y que en todo momento se expresó tanto contra el peligro de la dominación francesa como contra el absolutismo. Destaca los liderazgos de Domingo French, Antonio Luis Beruti, y principalmente Mariano Moreno.

Ese frente nacional democrático representa un interés popular y se nutre de peones, jornaleros, artesanos y pobres en general. Ese es el mayo reivindicado por Galasso: una revolución defensora de la soberanía popular, en contra de intromisiones extranjeras, pensada para expandirse en la Patria Grande Hispanoamericana.

La impostura mitrista había pretendido mostrar un episodio separatista, anti español y en “representación de hacendados” para justificar el régimen de la segunda mitad del Siglo XIX: agroexportador dependiente, pro británico y colonial, antipopular y eurocéntrico.

Estos des-ocultamientos cobran renovada vigencia en estos días, cuando desde aquí observamos con interés el cuestionamiento sobre la calidad de la representación democrática que está haciendo una parte importante del pueblo español.

Anuncios

2 pensamientos en “Una mirada muy distinta sobre mayo de 1810

  1. Juan Manuel Briones

    Este galasso, tambien dice mentiras al igual que mitre, para justificar su proyecto político Kirschnerista, tan falso como el mitrista, rescata a Mariano Moreno como republicano iluminista (revolución francesa)”alma de Mayo”, cosa que es una mentira total, lo hace para justificar a los “jóvenes idealistas” (marxistas) de la década del ’70. Acá el pueblo, no era republicano, Mayo no fue ninguna revolución, solo fué para unirse en contra de los invasores (Inglaterra y Francia) y discutir una forma de gobierno independiente (criolla) libre de toda ivasión extranjera física e ideológica, Mariano Moreno no fundo ni dirigio “La gaceta de Buenos Ayres”, la fundó Cornelio Saavedra por decreto, como organo de comunicacion de la Primera Junta de gobierno, la dirigió el cura padre Alberti y fué solventada por dineros públicos.
    Por consejo de Manuel Belgrano (ya que era su amigo) a Moreno lo ponen de alcahuete (periodista) por que estaba al “dope” y sabia escribir. La gaceta tenia una tirada de 150 ejemplares los míercoles, jueves y domingos.
    Todas las mentiras y pavadas que dicen y repiten ustedes como loros sin siquiera preguntarse nada , fueron inventadas muchos años despues, por los historiadores unitarios y masones falsificadores de la historia. En ese momento (1810) a Moreno no lo conocia nadie, no era nadie, Moreno fué un invento político posterior.
    Es mas,nunca participo de las reuniones previas al 25 de Mayo ni siquiera el mismo 25, ya que fue ese mismo día que se entero que por que no tenían gente para completar la lista lo agregaron a dedo sin consultarle. Mariano Moreno es el punto de unión de la vision “Liberal de la historia izquierdista y derechista, las dos mienten, por que son falsas. Se ve que los marxistas leyeron las criticas de George Orwell que dice que Quien controla el pasado, domina el futuro, quien controla el presente, domina el pasado (Ministerio de la verdad, en “1984”).

    Responder
  2. Melnyk Mariela

    me resulta muy desafortunado este comentario sobre la obra de Norberto Galasso. Si bien la historia tiene como uno de sus principios explicativos a la multiperspectividad, esta no se ve reflejada en este tipo de comentarios que descalifican y no aportan nada al debate histórico. No leo ningún argumento que fundamente lo que afirma (de manera tan agresiva)
    En lo personal, la obra de Galasso me aportó muchos elementos para pensar nuestra historia, lo que no significa que me cierre a nuevas investigaciones y posturas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s