Archivos Mensuales: septiembre 2013

Caída de Rosas y derrota de un proyecto de Patria Grande

“a los ingleses no les convenía consentir la formación de un nuevo imperio hispanoamericano difícil de manejar y dominar, y preferían un grupo de naciones menores, donde sería mas fácil imponer su voluntad, su “comercio” y luego su “distribución internacional del trabajo”, donde Hispanoamérica fuera solamente proveedora de materias primas y los ingleses devolvieran los productos manufacturados por su industria incrementando diez veces su valor”

Artículo del Dr. Juan Eduardo Viera publicado en el sitio web argentino El Fénix Digital (14 de septiembre de 2013).

Batalla

La armada anglo-francesa forzando su paso a través de la Vuelta del Obligado, óleo de Manuel Larravide (1871-1910).

La batalla de Caseros, llevada a cabo el 3 de febrero de 1852, no fue solamente el fin de un gobierno, no fue tampoco una batalla más de la lucha interna. Significó el quiebre de la resistencia al imperio inglés. Fue el punto de inflexión para la imposición del liberalismo. Después de Caseros, la influencia Británica experimentó un disipado avance en las relaciones internas argentinas y en su comercio exterior.

El sueño americano de Bolivar y San Martín era liberar América y hacer una gran patria hispanoamericana. Esa línea persiguieron otros americanos, como Juan Manuel de Rosas. Pero a los ingleses no les convenía consentir la formación de un nuevo imperio hispanoamericano difícil de manejar y dominar, y preferían un grupo de naciones menores, donde sería mas fácil imponer su voluntad, su “comercio” y luego su “distribución internacional del trabajo”, donde Hispanoamérica fuera solamente proveedora de materias primas y los ingleses devolvieran los productos manufacturados por su industria incrementando diez veces su valor. Tampoco admitirían que una misma nación dominara ambas márgenes del Río de La Plata, y por eso pergeñaron la creación de una región independiente en la banda oriental que fue la Republica Oriental del Uruguay.

Algo trascendental que ocurrió luego de esta batalla que marcó el final de la etapa rosista y el comienzo de nuestra historia constitucional, fue a través de Bartolomé Mitre y su grupo quienes se encargaron de “contar” una versión de los hechos y de sus protagonistas tan parcial y tan poco objetiva que muchos historiadores la han definido como el inicio de la “falsificación de la historia.” Sigue leyendo

Integración y unidad de América virreinal

“Hispanoamérica colonial fue un espacio abierto a la integración económica y social de nuestros países (…) Tras la independencia, las fronteras de los nuevos Estados dividieron regiones antes integradas y aislaron a gentes que por siglos habían estado comunicadas (…) Hispanoamérica, que fuera la Patria de nuestras luchas comunes, fue olvidada y sustituida por republiquitas, hechas a la medida de las ambiciones de los caudillos militares o de los apetitos oligárquicos”

El siguiente texto es un fragmento del artículo titulado “Los amores de Quito con el Perú”, de Jorge Núñez Sánchez, publicado en el sitio web Pacarina del Sur el 14 de diciembre de 2012.

“Hispanoamérica existió primero. Esa fue la
Patria por la que pelearon nuestros próceres.
Las republiquitas asomaron después.”

Ricaurte Soler

m

Antiguo mapa de la provincia de Quito. Durante la época virreinal, el sur de la región quiteña y el norte de Perú eran una región integrada que las fronteras republicanas dividieron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hispanoamérica colonial fue un espacio abierto a la integración económica y social de nuestros países. Un ejemplo de ello fue la Gran Región Surquiteña–Norperuana, vinculada desde la época de los pueblos originarios y muy transitada por el comercio colonial. El elemento articulador fue el intercambio comercial de productos agropecuarios, manufactureros y de recolección, lo que a su vez estimuló importantes migraciones humanas. Tras la independencia, las fronteras de los nuevos Estados dividieron regiones antes integradas y aislaron a gentes que por siglos habían estado comunicadas. Entonces, en busca de evitar su división, esa Gran Región impulsó un proyecto político liderado por el mariscal José de Lamar, que finalmente fue derrotado por los poderes nacionales de Colombia y Perú. Empero, esa experiencia de integración es la firme base sobre la que hoy levantan Ecuador y Perú su nueva relación de paz. Sigue leyendo

Pájaros de Hispanoamérica

“Monterroso, quien asume su pertenencia a la generación de los cuarenta, mantiene la conciencia del exilio, como consecuencia del derrocamiento de Jacobo Arbenz, y de la unidad de lo hispanoamericano”

Artículo del poeta y ensayista Joaquín Marco a propósito del libro “Pájaros de Hispanoamérica” (Editorial Alfaguara, 2002), del escritor Augusto Monterroso. Publicado en el sitio web El Cultural (5 de diciembre de 2002)

pajaros de hispanoamericaComo no podía ser menos, el escritor guatemalteco Augusto Monterroso, exiliado en México, rompe con varios géneros literarios a la vez o los asume en una fórmula que incluye crítica literaria, autobiografía, ensayo, anecdotario, necrológica, periodismo y algo más, con su habitual ironía.

Los pájaros de esta Hispanoamérica que el autor conoce y vive tan entrañablemente son escritores. Y de todos los pelajes y géneros, aunque abunden los poetas. Monterroso, de quien se dice que escribió el cuento más breve, que figura en la nómina del boom en ciertas ocasiones y no en otras, se mantiene en su proyecto de no ofrecer una línea innecesaria, una página descuidada, una observación trivial.

Conoce los secretos de la cocina de los diversos géneros y da cuenta de su relación personal con los pájaros, salvo alguno que no llegó o no quiso conocer. Define el objetivo de sus esbozos críticos, anecdóticos, personales como: “el trazo de ciertas huellas que algunos pájaros que me interesan han dejado en la tierra, en la arena y en el aire, y que yo he recogido y tratado de preservar”. Sigue leyendo

El día de la “Reconquista”

“se cumplen 207 años de lo que fuera la unidad de un pueblo en defensa de su geografía ante la invasión extranjera. Invasión de la Primer Potencia Mundial al territorio del Virreynato del Río de la Plata que terminó en la Reconquista militar del Pueblo Hispano-Indiano”

Artículo del abogado internacionalista Javier Cornejo publicado el 12 de agosto de 2013 en el periódico digital argentino El Tribuno.

Ataque por los ingleses a Buenos Aires, liografía coloreada del artista Madrid Martínez (1807). Museo del Bicentenario (Buenos Aires).

Ataque por los ingleses a Buenos Aires, litografía del artista Madrid Martínez (1807). Museo del Bicentenario (Buenos Aires). Una Hispanoamérica entonces unida pudo defenderse de los ataques de 1806 y 1807.

Hoy 12 de agosto se cumplen 207 años de lo que fuera la unidad de un pueblo en defensa de su geografía ante la invasión extranjera.

Invasión de la Primer Potencia Mundial al territorio del Virreynato del Río de la Plata que terminó en la Reconquista militar del Pueblo Hispano-Indiano.

En “La Reconquista” participaron milicias desde el Alto Perú hasta el sur del Río de la Plata, o los llanos mesopotámicos.

Desde Martín Gemes, que con sus gauchos enlazan la “Justina” tomando prisionero a sus tripulantes y obteniendo sus banderas, hasta Martín de Alzaga, secundando eficazmente a Pueyrredón y Liniers.

Fueron más de 50.000 hombres; blancos, negros libertos, esclavos, mulatos, mestizos, autóctonos al mando de 10 caciques, mujeres y niños que se enfrentaron al invasor ocasionándole una derrota militar absoluta.

Feroces invasores, tal como relata Roberto Marfany en “Las invasiones inglesas”. Tropa conquistadora del mundo que sembraba muerte, motivada por el botín de guerra. Una cruel verdad totalmente dispar a la historieta de Billiken con que fue minimizada. Fue un saqueo y matanza casa por casa. Sigue leyendo

Semana de Cultura de los Países Hispanoamericanos

Noticia difundida a través del canal de televisión mexicano TVC Noticias sobre la inauguración de la Semana de la Cultura de los Países Hispanoamericanos:

NOTA: Nuestro sitio web “Hispanoamérica Unida” no se identifica necesariamente con ninguna de las ideologías políticas o partidistas -expresas o sobreentendidas- de los artículos, videos e informaciones publicadas en nuestra página. El objetivo que guía la publicación de diversos materiales en nuestra web es poner de manifiesto y reivindicar la unidad de nuestra América de habla española.

La involución hispanoamericana (o por qué estamos así)

“Utilizando la ingenuidad causada por la buena fe, el gobierno británico –con intrigas interminables- destruyó a España y a las Provincias Españolas de Hispanoamérica (…) fueron divididas y balcanizadas y nunca constituyeron estados independientes. Fueron y son territorios tributarios y de saqueo sin fin. Para el mundo anglosajón y para los mercaderes de otras latitudes. Tenemos tan sólo una independencia simbólica (…) Si nos empecinamos en mantener las leyendas, mitos, dogmas y esquemas irracionales antinaturales, nada podrá construirse (…) La decisión es nuestra. La voluntad ha de ser lo que nos conduzca hacia una victoria y futuro”

De la fuerza de la unidad a la debilidad de la fragmentación: Hispanoamérica en 1800 (izquierda) y en la actualidad. 200 años de pérdidas territoriales y balcanización sin fin: este es el producto del imperialismo anglosajón.

De la fuerza de la unidad a la debilidad de la fragmentación: Hispanoamérica en 1800 (izquierda) y en la actualidad. 200 años de pérdidas territoriales y balcanización sin fin: este es el producto del imperialismo anglosajón.

El siguiente texto es un extracto del prólogo del libro “La involución hispanoamericana. De provincias de las Españas a territorios tributarios. El caso argentino, 1711-2010”, obra del Dr. Julio C. González, Ex Secretario Técnico de la Presidencia Perón-Perón, Ex Profesor de Economía Política y Derecho del Trabajo de la Universidad de Buenos Aires (1965-1976) y, desde 1989, Profesor Titular de “Estructura Económica Argentina” en la Universidad de Lomas de Zamora (Buenos Aires).

La historia, además de ser saber de lo acontecido, es prognosis –o conocimiento anticipado- del futuro, y su falsificación el camino que conduce al fracaso y a la destrucción de las naciones. Por eso, los actos de los hombres y los actos de los gobiernos del pasado deben tener una veracidad exacta al ser descriptos.  Si ese diagnóstico es equivocado jamás las futuras generaciones americanas podrán transitar una nueva huella. Nueva huella que saque a la Hispanidad, esto es, a las Españas de América, desde México hasta Argentina, y a la España ibérica, del trágico proceso en que se deshacen y se desagregan desde hace doscientos años, 1810-2010.

La génesis histórica es la serie encadenada de hechos y de causas que conducen a un resultado, y el resultado de las secesiones de la Hispanidad está a la vista: crueldad sanguinaria, pobreza y miseria, postergación perpetua de la gran creatividad intelectual y ausencia de un futuro de grandeza: para sus hombres y mujeres, para sus pueblos.

La búsqueda de la verdad para saber de qué núcleo provienen todos estos males vitalicios ha sido impedida por sectores interesados y por el condicionamiento de mitos, dogmas y esquemas, que nos impiden ver la causa histórica de las desgracias que sufrimos de manera pura y simple. Sigue leyendo

¿Cuánto le debe Estados Unidos a México?

México (…) en total perdió cerca de 2 millones de km2 de su territorio —si sumamos el cercenamiento anterior de Texas— equivalentes a más de la mitad del territorio original (…) ¿Qué sería hoy económicamente México de no haberle arrebatado Estados Unidos de América una parte importante de sus mejores tierras?

Artículo de Alexis Schlachter publicado en el sitio web cubano granma.cubaweb.cu (Tomado del sitio web walterlippmann.com)

Mapa que muestra la extensión del territorio (en color verde) usurpado por Estados Unidos a México (1945-48).

Mapa que muestra la extensión del territorio (en color verde) usurpado por Estados Unidos a México (1945-48).

Los mayores y más ricos territorios norteamericanos fueron originalmente mexicanos

Con 9 529 063 km2, Estados Unidos de América es actualmente uno de los cuatro países más grandes del planeta, sólo superado territorialmente por Rusia, Canadá y China.

Este hecho se destaca en las informaciones oficiales sobre la Unión norteamericana como ejemplo de poderío económico, pues en tan vasto territorio esa nación tiene producciones muy variadas e importantes que van desde petróleo hasta plantas comestibles.

Hasta aquí lo que se plantea en libros de texto y documentos oficiales, en todos los cuales falta un asunto muy serio, grave e ignorado: ¿Cuánto le debe territorial y económicamente Estados Unidos de América a los Estados Unidos Mexicanos? Sigue leyendo

La identidad hispanoamericana

“Esta condición de mestizos se repite en todos los países de Hispanoamérica (…) Es necesario en nuestros países el comprender y apropiarse correctamente del concepto de sociedad. Debemos aprender a luchar por el crecimiento de todos los estamentos que conforman nuestro pueblo, dejando de lado las políticas insanas maquinadas para mantener las brechas sociales”

El siguiente texto es un fragmento del artículo del mismo título publicado en el sitio web Letralia el 2 de abril de 2007. Autora: Francisca Pérez de Arce, investigadora y magíster en Estudios de Género de la Universidad de Chile.

Infografía dnde se muestran algunos oficios comerciales desempeñados por mestizos durante la época virreinal.

Infografía donde se muestran algunos oficios comerciales desempeñados por mestizos durante la época virreinal.

Según la antropóloga Sonia Montecino la esencia del pueblo chileno radica en su condición de sujetos mestizos. Resumiendo burdamente los postulados de su trabajo Madres y huachos, alegorías del mestizaje chileno: Chile se ha constituido sobre la base de un mestizaje racial y cultural, producto de la invasión de los españoles, en su mayoría hombres, y la relación que establecieron con las indias a través del amancebamiento y la barraganería, que ha traído como consecuencia un predominio de la figura de la madre sola como base del constructo social y el huacho, sus hijos, como identidad adquirida por lo masculino, donde el padre se encuentra ausente, o en otras palabras, es una categoría vacía. Si nos atenemos a los postulados de Montecino la opinión de Oyarzún respecto de la carencia de alma de los chilenos es puesta en tela de juicio, puesto que es incompatible el hecho de carecer de mitos cuando parte del linaje que constituye la sangre de “lo chileno” es precisamente el indio, ya sea atacameño, diaguita, mapuche, tehuelche o selknam, a lo largo y escasamente ancho de este país insular hay un pasado indígena que constituye parte de lo que somos hoy en día: sujetos mestizos. Sigue leyendo

José Martí: Versos sencillos [prólogo]

Prólogo al libro de poemas “Versos sencillos”, de José Martí (Nueva York, 1891). Tomado del sitio web “La página de José Martí”.

"Versos sencillos", de José Martí, en una edición de Aguilar (Madrid, 1969).

“Versos sencillos”, de José Martí, en una edición de Aguilar (Madrid, 1969), con prólogo de Rubén Darío.

A Manuel Mercado, de México
A Enrique Estrázulas, del Uruguay

Mis amigos saben cómo se me salieron estos versos del corazón.  Fue aquel invierno de angustia, en que por la ignorancia, o por fe fanática, o por miedo, o por cortesía, se reunieron en Washington, bajo el águila temible, los pueblos hispanoamericanos.  ¿Cuál de nosotros ha olvidado aquel escudo, el escudo en que el águila de Monterrey y de Chapultepec, el águila de López y de Walker, apretaba en sus garras los pabellones todos de la América?  Y la agonía en que viví, hasta que pude confirmar la cautela y el brío de nuestros pueblos; y el horror y vergüenza en que me tuvo el temor legítimo de que pudiéramos los cubanos, con manos parricidas, ayudar el plan insensato de apartar a Cuba, para bien único de un nuevo amo disimulado, de la patria que la reclama y en ella se completa, de la patria hispanoamericana, —que quitaron las fuerzas mermadas por dolores injustos.  Me echó el médico al monte:  corrían arroyos, y se cerraban las nubes:  escribí versos.  A veces ruge el mar, y revienta la ola, en la noche negra, contra las rocas del castillo ensangrentado:  a veces susurra la abeja, merodeando entre las flores. Sigue leyendo

Argentina y la Patria Grande

“la Hispanidad del Pacífico se fue formando despaciosamente a lo largo de tres siglos de aislamiento. Dueña de su mundo, España se desplegaba desde Flandes al Río de la Plata y desde Lepanto hasta Manila. El primer imperio realmente mundial. México y Lima eran sus centros en América y el Pacífico era un mar español (…) Ese mundo forma parte de nuestro país (…) La España del siglo XVIII concibe sobre el Río de la Plata un espacio geopolítico capaz de enfrentar al portugués y al inglés”

El virreinato del Río de la Plata, dentro del conjunto de la América hispana (en color rosado). Constituido por el gran estadista José de Gálvez, Ministro de Indias de Carlos III, fue concebido como el núcleo de un gran país que serviría para contrarrestar el expansionismo anglosajón por el norte.

El virreinato del Río de la Plata, en el conjunto de la América hispana (en color rosado). Toda una obra de geoestrategia mundial concebida en 1776 por José de Gálvez, Ministro de Indias de Carlos III.

El siguiente texto es un extracto del ensayo titulado originalmente “La Argentina y la Patria Grande”, del docente e investigador Lizardo Sánchez, publicado en la revista Peronistas (Córdoba, 25 de octubre de 2002). Tomado del sitio web Centro de Estudios para la Patria Grande (CEPAG).

Muy probablemente los modelos culturales españoles de América del Sur requieran para su articulación un herramental que excede al meramente político- legal discutido durante el siglo XIX. Al respecto, por tener la Argentina una historia cuyo eje manifiesta singularmente la interacción entre los dos modos culturales en que se expresa la ecumene española en Sudamérica, puede encabezar con mayor facilidad que otros países la experiencia de articulación entre ellas. Cabe señalar que nuestra vida política ha llegado a decantar en dos modelos movimientísticos que parecen relacionarse directamente con ambos modelos socioculturales, el radicalismo para el modelo Atlántico y el peronismo para la Argentina del interior.

Por esto nuestro país puede asumir un papel de eje en la articulación de ambos espacios culturales sudamericanos, transformando su antiguo sentido de escudo en eje. Para ello le será necesario lograr la recreación de su sistema político, incrementando su atención hacia sus componentes de identidad estructural en lugar de los correspondientes a su identidad sistémica. Sigue leyendo