Archivos Mensuales: mayo 2013

San Martín y la idea continental

La conformación de repúblicas fragmentarias no es, como se sostiene habitualmente, el triunfo de la Revolución, sino su fracaso. Hubo muchas repúblicas porque los hombres que encabezaban la revolución continental triunfaron en su lucha contra la dominación colonial española, pero fueron derrotados en el proyecto de una gran Patria hispanoamericana”

Encuentro de San Martín y Belgrano en la Posta de Yatasto, óleo de Augusto Ballerini (1875). Instituto Nacional Sanmartiniano, Buenos Aires.

Encuentro de San Martín y Belgrano en la Posta de Yatasto, óleo de Augusto Ballerini (1875). Instituto Nacional Sanmartiniano, Buenos Aires.

El siguiente texto es un fragmento del ensayo “San Martín y la idea continental”, del abogado y escritor Javier Garin, publicado en el sitio web de la Dirección de Documentación y Producción de Contenidos del Gobierno del Pueblo de la Provincia del Chaco (Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Argentina).

LA IDEA QUE MEJOR DEFINE A SAN MARTIN ES LA DE LA EMANCIPACION CONTINENTAL

Confrontando la mitología nacional en sus versiones liberal y federal, afirmo que San Martín no fue, como alguna vez sostuvo Ricardo Rojas, un abanderado de la “argentinidad” sino uno de los más ilustres defensores y ejecutores de la concepción continentalista. Su interés central no era la constitución de una nueva nacionalidad argentina, y mucho menos mezclarse con las facciones locales, no permaneciendo en el Río de la Plata sino escasos cinco años entre su arribo y el cruce de Los Andes. Su actuación más relevante se desarrolló fuera del territorio luego llamado “argentino”. Su idea era la emancipación de las colonias hispanoamericanas dentro de un proyecto político de dimensión continental. Esta idea no la inventó él, pues era parte de la tradición revolucionaria, pero fue uno de los que mejor la representaron.

La conformación de repúblicas fragmentarias no es, como se sostiene habitualmente, el triunfo de la Revolución, sino su fracaso. Hubo muchas repúblicas porque los hombres que encabezaban la revolución continental triunfaron en su lucha contra la dominación colonial española, pero fueron derrotados en el proyecto de una gran Patria hispanoamericana. Y quienes los derrotaron fueron las oligarquías –nacionales o provinciales-, que no querían la conformación de un Estado continental, en cuyo seno su poder se diluía, sino que aspiraban a mandar en sus terruños como en “dominios privados”, para utilizar una expresión del propio San Martín contra el caudillo chileno José Miguel Carrera. Estas oligarquías no tardaron en recibir el apoyo entusiasta de Inglaterra, que luego de fogonear la insurrección contra España se empeñó en tupacamarizar América del Sur en estados fragmentarios para dominarla mejor. En el siglo XX fue Estados Unidos el heredero del “divide y reinarás” imperial. Sigue leyendo

Nueva España, siglo XVIII

“Las ciudades de la Nueva España son las más grandes y prósperas del continente americano, particularmente la Ciudad de México: sus instituciones científicas y educativas, el arte, la música, el periodismo literario y científico compiten en calidad con los avances logrados en otras ciudades del mundo. Es necesario volver la mirada a aquella Nueva España postrera y observar cómo era, cómo se sentía, cómo vivía, se alegraba y entristecía esa sociedad regida por las dos manecillas que marcaban su quehacer cotidiano: la Iglesia y la Monarquía, el altar y el trono. Estas dos autoridades unificaban, quizá tenuemente, a un vasto territorio que abarcaba desde las planicies y montañas de la Alta California, Nuevo México y Texas, en el norte, hasta los linderos con la Capitanía General de Guatemala, en el sur”

América mestiza

“no es menester que Pérez o Fernández tengan sangre india para que sean mestizos; basta que vivan en el ambiente hispanoamericano o indiohispano que condiciona su ser físico y moral (…) la mesticidad de Hispanoamérica es en último término, fruto de un injerto del tronco-ramaje español en el tronco-raigambre indio (…) Nuestro presente y nuestro futuro están construidos sobre la base del mestizaje. Nos corresponde reivindicar entonces la riqueza del mestizaje étnico y cultural”

El gran poeta Rubén Darío, apodado "príncipe de las letras castellanas", se definió como

El gran poeta Rubén Darío, apodado “príncipe de las letras castellanas”, se definió a sí mismo como “español de América y americano de España”.

Artículo del abogado y educador Carlos Tünnermann Bernheim, publicado el 13 de octubre de 2009 en la sección Opinión del periódico digital nicaragüense El Nuevo Diario.

A propósito del recién pasado doce de octubre, pienso que si nos proponemos fortalecer nuestra identidad tenemos que comenzar por conocernos. ¿Qué somos en realidad? ¿Cuáles son las características que configuran el perfil particular de nuestro pueblo y de nuestro continente? Somos por excelencia un continente mestizo. Y es que sin negar los distintos componentes étnicos y las diferencias culturales que se dan entre las distintas regiones, el hecho es que, como dice Jacques Lambert, “la América Latina se ha convertido en la tierra del mestizaje”. Ese es el rasgo más característico de su composición étnica. ¿Qué queremos decir por “mestizo”, se pregunta Maradiaga: “¿Mezclado de sangre? Desde luego, así, en general; pero también algo menos y algo más. Algo menos porque no es menester que Pérez o Fernández tengan sangre india para que sean mestizos; basta que vivan en el ambiente hispanoamericano o indiohispano que condiciona su ser físico y moral. Y algo más, porque la mesticidad de Hispanoamérica es en último término, fruto de un injerto del tronco-ramaje español en el tronco-raigambre indio; de modo que el español no arraiga en la tierra americana más que a través del indio”.

“No somos europeos… no somos indios… Somos un pequeño género humano”, decía Simón Bolívar. “Poseemos un mundo aparte, cercado por dilatados mares, nuevo en casi todas las artes y ciencias aunque, en cierto modo, viejo en los usos de la sociedad civil”. Ese “pequeño género humano” de que hablaba Bolívar es en realidad la raza mestiza, aunque mucho tiempo debía transcurrir antes de que los latinoamericanos nos reconociéramos como tales y, más aún, para que comprendiéramos las potencialidades creadoras del proceso de mestizaje y lo transformáramos en motivo de legítimo orgullo. Sigue leyendo

Economía de América virreinal e imperialismo inglés

España utilizó en América el sistema de monopolio comercial (…) pero eso nunca representó la dependencia comercial de América hacia España. Y ésta ha sido la gran paradoja económica americana (…) Como ha afirmado el estudioso Alfonso López Michelsen, quien llegó a ser presidente de Colombia: “La paz, la cultura y el progreso de nuestro continente durante los siglos XVI, XVII y XVIII fueron el fruto de un intervencionismo de Estado anti-individualista en toda la acepción del vocablo

Puerto de Buenos Aires, en 1823 (autor desconocido). Los ingleses intentaron invadir el virreinato del Río de la Plata

Puerto de Buenos Aires, en 1823 (autor desconocido). Los ingleses intentaron invadir el Virreinato del Río de la Plata en 1806 y en 1807, pero fracasaron en ambas ocasiones, al ser rechazados por las fuerzas defensivas hispano-americanas.

El siguiente texto es un extracto del artículo originariamente titulado “La América colonial: algunos aspectos económicos”, del filósofo Alberto Buela, publicado en el sitio web argentino La Patria Grande (22 de marzo de 2013).

Es sabido que Cristóbal Colón llegó a las playas de Santo Domingo en 1492 y que por veinte años la explotación de América y los americanos fue cruel y ruda. Es el famoso sermón del 21 de diciembre de 1511 de fray Antonio de Montesinos en donde acusa a las autoridades españolas: “que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes”, que llama la atención del rey y del gobierno español sobre la situación de explotación de los indios americanos, contraviniendo las órdenes expresas de protección a la población nativa dadas por Isabel la Católica. Sigue leyendo

Bolívar y la geopolítica actual

“Mientras que Bolívar tenía un proyecto geopolítico lúcido para integrar a Hispanoamérica en el consorcio de los Estados nacionales, los gobernantes de hoy se desviven para correr de un bloque a otro y para sugerir iniciativas fantasmas en un mundo polarizado por el dólar, por las armas de destrucción masiva y por los especuladores del petróleo y de las energías alternas”

Artículo de opinión del filósofo y abogado Roberto Arosemena Jaén publicado el 18 de octubre de 2005 en el periódico digital panameño La Prensa.

bolivar e hispanoamericaPanamá actualmente es el enlace entre Centro América y la actual Colombia y Venezuela.

En 1815 Bolívar -el creador de la República de Colombia 1819-1830- redactó el primer pronóstico político sobre el futuro de Panamá con una visión globalizante. En ese momento, en búsqueda de una capital para el futuro Estado, señalaba la posibilidad de que Santa Fe de Bogotá, Maracaibo o Panamá llegasen a ser el núcleo de la República pensada. “Panamá para Hispanoamérica será como Corintio para los griegos” un punto de encuentro y enlace para la posible confederación de los pueblos que serían liberados del férreo control peninsular. Sigue leyendo

Hispanoamérica: un siglo de utopías

mapa grandes naciones americanas“En Miranda la idea de independencia política es consustancial a la de integración continental, esta aseguraría a Hispanoamérica una existencia independiente desde una posición de nación desarrollada (…) Miranda se lanza en la búsqueda de una palabra que fuese capaz de resumir pasado, presente y futuro de la utopía americana: la encontraría en Colombia (…) Sería Bolívar quien sentaría las bases para entender los elementos llamados a definir una verdadera cultura hispanoamericana (…) Una idea constante en la mente del hispanoamericano del siglo XIX fue la búsqueda de las características definitorias de su propio ser (…) “Cuatro siglos de vida hispánica han dado a nuestra América rasgos que la distinguen,” diría Pedro Henríquez Ureña”

El siguiente texto es un fragmento del ensayo titulado “Hispanoamérica: un siglo de utopías” realizado en julio de 2004 por Yuri Fernández Viciado, estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, Santa Clara (Cuba) y publicado en la categoría Filosofía del sitio web monografias.com

Para Miranda el proyecto independentista y la posterior nación continentales, eran ideas perfectamente viables en tanto nuestros pueblos formaban una comunidad con caracteres semejantes de historia, lengua, costumbres y religión: el nuevo gobierno que se instaurara, había de responder a estos elementos a través de su praxis y de una legislación única que rigiera las provincias de la nueva nación.

En Miranda la idea de independencia política es consustancial a la de integración continental, esta aseguraría a Hispanoamérica una existencia independiente desde una posición de nación desarrollada. Y de la misma forma que en su día las Trece Colonias encontraron en los Estados Unidos de Norteamérica la idea de afirmarse en el mundo moderno como Estado libre; de igual manera Miranda se lanza en la búsqueda de una palabra que fuese capaz de resumir pasado, presente y futuro de la utopía americana: la encontraría en Colombia, un nombre creado, no por extranjeros o descubridores, sino por un criollo: he ahí su mérito. Sigue leyendo

Porque la Patria es Grande para nosotros

“Nuestros libertadores tuvieron la tarea de emanciparnos y hacernos conscientes de la Patria, La Patria Grande, es decir, de ese vínculo que nos ata a esta tierra, a estas costumbres, a esta forma de ver el mundo, producto de lo que somos, distinto a Europa y a la Corona española, que nos hace reconocernos como hermanos, que nos hace ser Hispanoamericanos”

hispanoamerica recortArtículo de opinión de Alvin Lezama, funcionario del Gobierno de Venezuela, publicado el 7 de marzo de 2008 en el sitio web aporrea.org

NOTA: Nuestro sitio web “Hispanoamérica Unida” no se identifica necesariamente con ninguna de las ideologías políticas -expresas o sobreentendidas- de los artículos, videos e informaciones publicadas en nuestra página. El objetivo que guía la publicación de diversos materiales en nuestra web es poner de manifiesto y reivindicar la unidad de nuestra América de habla española.

Es recurrente y reiterativo, es hasta un acto inconsciente, los venezolanos nos sentimos parte de la Patria Grande, hablamos de Patria Grande, pensamos en Patria Grande, hablamos de nuestros pueblos hermanos cuando referimos al pueblo de Ecuador, de Colombia, de Bolivia, del Perú. Para Nosotros la América Hispana, Latino América, son sinónimos de Patria Grande. Sigue leyendo

América: la fuerza de los mitos

“La historia (…) No se cambia con leyes, hay que estudiarla, sencillamente (…) la mayoría de los indígenas habían permanecido fieles a la Corona, que protegía por las Leyes de Indias sus tierras comunales (…) Hablar de los excesos de una conquista y un cambio total de sistema y rasgarse las vestiduras es tan inútil como si los españoles de hoy se presentasen ante el Parlamento italiano para pedirle cuentas de las crueldades romanas y la destrucción de las culturas celta, ibérica o tartesia. Sería ridículo. Así, resulta sorprendente para los españoles el interés obsesivo de muchos americanos por degradar a los que, en último término, son los antepasados de los americanos actuales, los suyos, y no de los europeos”

Mapa de la Araucania de 1870

Mapa de la frontera entre el Arauco y Valdivia (1870). Tomado de la Colección de la Biblioteca Nacional de Chile. Durante las guerras de independencia, los araucanos, al igual que la mayoría de los indígenas de América, tomaron partido a favor del bando realista, leal a la Corona.

Artículo de Francisco A. Marcos-Marín, Profesor de Lengua Española en la Universidad de Texas. Publicado originariamente en el diario ABC, el 12 de octubre de 2010. Tomado de la sección “Revista de Prensa” del sitio web almendron.com

En el bicentenario del inicio de las independencias americanas el interés por el 12 de octubre tiene que tener necesariamente otra dimensión. Ha transcurrido el suficiente tiempo como para que no se pueda achacar todo lo malo del presente de los países americanos a los tiempos virreinales. Se puede también hacer un análisis ecuánime de qué es realidad y qué es invención en la historia recibida. Un joven y distinguido historiador español, Manuel Lucena Giraldo, desveló en mayo de 2010 en el diario ABC de Madrid la falsedad de afirmaciones que se han venido dando por buenas, como el dominio de la Inquisición y la falta de educación e imprentas o el carácter malvado y avaricioso de los españoles, entre otras. Economistas como Earl J. Hamilton ya habían analizado, en 1929, la delicada cuestión de los metales preciosos americanos y Europa, aunque, sin duda impelido por el espíritu de su época, le costara compaginar su idea de la reinversión en América con la tradicional del expolio de los indios. Los datos de John Munro en 2003 y de los economistas que siguen sus enseñanzas deshacen todavía más la errónea idea del valor incalculable de la riqueza americana supuestamente expoliada. Sigue leyendo

Dilemas de la independencia hispanoamericana

Dilemas de la independencia hispanoamericana por Carlos SabinoConferencia del catedrático Carlos Sabino pronunciada en la Universidad Francisco Marroquín (Ciudad de Guatemala, 14 de septiembre de 2012).

“Desde el punto de vista de lo que es la cultura, la tradición, lo que es la religión, el idioma, lo que es las raíces… somos una sola nación. Se lo dice una persona que ha vivido en cinco o seis de estos países, se ha sentido cómodo en todos, y aquí se siente como un guatemalteco más, sin tener que hacer ningún esfuerzo de adaptación especial, sin tener que aprender ningún idioma, sin tener que cambiar sus costumbres en forma radical… Es decir, realmente, todavía, doscientos años después, somos culturalmente una nación. Una nación más integrada quizá, a veces, que otras naciones europeas. Y esa es la lógica: la lógica es independizarnos como Hispanoamérica”

Para ver el video, pulse en el siguiente enlace: http://www.newmedia.ufm.edu.gt/gsm/index.php?title=Sabinoindependencia

San Martín por un Gran Estado Hispanoamericano

“Era consciente que la fragmentación generaría debilidad y dependencia. El futuro de una Hispanoamérica grande estaba en la integración”

Croquis de la campaña de San Martín.

Croquis de la campaña de San Martín.

Artículo del Profesor Dr. Adolfo Omar Cueto, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cuyo, publicado originalmente con el título “San Martín: su acción por un Gran Estado Hispanoamericano”, en el periódico digital argentino Los Andes (17 de agosto de 2011).

José de San Martín tuvo un gran sueño, un ideal: la conformación de las “Provincias Unidas de Sud América” en unión, libertad e independencia. Por ese sueño al poder, a beneficios económicos, a sus ideas individuales y a la gloria en vida; renunció a todo. Para San Martín no había más partido que el “americano”, ni mayor objetivo que la unión de una Sudamérica independiente.

Todo lo demás era mera forma: los localismos, los intereses partidarios, incluso el régimen de gobierno definitivo que se adoptara para ese gran estado o para los estados en particular que lo conformando. Porque a su decir “el mejor gobierno no es el más liberal en sus principios, sino aquel que hace la felicidad de los que obedecen empleando los medios adecuados a este fin.” Sigue leyendo